Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo renovó la Fe

Un nuevo espectáculo de Fe, embarga a las familias zulianas, porque 5 niños han vencido el cáncer y lo dan a conocer, a través del toque de campana que promueve la fundación Compañeros de Batalla que se encuentra dentro de las instalaciones del Hospital de Especialidades Pediátricas de Maracaibo.

cortesía
¡Toque de Campana! Fundación Compañeros de Batalla

Se trata de Dilan Rodríguez 1 año, Jeremías Madera 4 años, Analíz Castillo 11 años, Greixi García 5 años y Richard Ramírez 18 años.

El personal médico y el equipo multidisciplinario celebran esta batalla con mucho amor, pues es el logro visible y tangible de la ciencia médica, el amor en familia y la fe.

A este evento asistió el Alcalde de Maracaibo, Rafael Ramírez Colina y su tren ejecutivo, para apoyar esta gran labor social, al igual que autoridades de la Alcaldía de San Francisco.

Lágrimas de alegría, payasos humanitarios y pasillos llenos de fe fueron las insignias que adornaron las caras de los papás, que ante un proceso tan complicado, se sienten hoy victoriosos y agradecieron  el apoyo a todas las fundaciones que van con el mismo objetivo; que es el de ayudar y sumar para que las familias puedan vencer el cáncer.

cortesía
5 historias, 5 milagros

Joselin González, madre de Dilan Rodríguez,  aseguró que su mundo se vino abajo al saber desde el nacimiento de su pequeño hijo  sobre su condición y patología asociada al cáncer.

Pero, luego que recorrió los pasillos del hospital se dio cuenta que en cada lucha, se va renovando la fe y la esperanza y el refugio de Dios es lo que la ayudó a tener fortaleza y a vencer el miedo.

Yarimar Ríos, mamá de Jeremías Madera dijo que el mayor apego cuando te dan un diagnóstico tan fuerte es la fe, el ser humano se debe llenar de esperanza, “porque definitivamente uno pone la fe y Dios pone el milagro”.

Yelitza Lugo, mamá de Greixi García diagnosticada con tumor de willms enfatizó: “para seguir un proceso tan fuerte y tan doloroso, tenemos que ir de la mano de la oración y la fe, estas 2 cosas son claves para fortalecer este proceso, hay que arrodillarse todos los días por los niños con cáncer, ellos merecen tener una infancia sana y feliz”.

Jacqueline Sulbarán, mamá de Analíz Castillo afirmó: “la peor noticia que se le puede dar a un papá es que su hijo tenga cáncer, uno siente que todo se acaba, vienen las lágrimas y muchos sentimientos encontrados. Pero, mi mayor acción fue apoyarme en la palabra de Dios, él nos ama demasiado y a él no lo podemos ver, pero si sentir”.

Yadira Villalobos, mamá de Richard Ramírez en medio de lágrimas y un público exhortando a que hablara dijo que lo más importante es la lucha y confiar que Dios va hacer el milagro con el apoyo de los médicos y los enfermeros.

cortesía
¡Con fe sí se puede!

El espectáculo culminó en medio de caras sonrientes, música de esperanza y el agasajo que se le hace a la vida, luego del repicar de las campanas que anuncian las nuevas familias libres de cáncer, fuera de tratamiento.

Estos toques de campana le dan un paso a la vida fuera de agujas y el inicio de una vida sana y libres del miedo a las familias que hoy dijeron ¡Sí se puede!

___________________________

Prensa LOV/CCGuerra

error: Content is protected !!